Turismo en Azul

Algunos lugares para visitar:


Parque Municipal Domingo F. Sarmiento

Este excepcional paseo ubicado a orillas del Arroyo Azul, es sin lugar a dudas el pulmón verde mas importante de la ciudad, sus 22 hectáreas de extensión fueron aprovechadas por el paisajista Carlos Thays para crear un escenario único en el cual predomina el factor sorpresa, el agua como elemento decorativo y el cuidado de la naturaleza, enriqueciendo el paisaje con elementos culturales. Es un parque de características casi únicas en nuestra Provincia por la diversidad de sus plantas y jardines.

Su añosa arboleda protege hermosos senderos y grupos escultóricos, una réplica de un Patio Andaluz y la Isla de los Poetas "Rafaelli Sarandría", en la cual se rinde homenaje a los artistas; en ella encontramos el único monumento al titiritero en el país, dedicado a Otto Freitas. En la zona denominada "la loma del parque", encontramos un retoño del pino de San Lorenzo, el cual fue declarado en Junio de 1941 "Árbol de Azul".

 

Balneario Municipal Almirante Guillermo Brown

Antiguamente , el sector que hoy ocupa el paseo, fue paso obligado de ganado y carretas. En el año 1886 el Municipio habilita en este sector del Arroyo de Azul los llamados "Baños de Natación" los que fueron el anuncio de nuestro balneario actual, el cual constituye un magnifico paseo con un espejo de agua de 6 hectáreas, y sectores parquizados donde disfrutar de la naturaleza durante el día y su varda oferta gastronómica y sus pubs por la noche. El Balneario cuenta con un sector de información para los visitantes, kioscos, restaurantes, pizzerias y locales de comidas rápidas.Ideal para el disfrute veraniego, natural y recreativo, este espacio invita a vivir jornadas completas en sus inmediaciones con todas las comodidades y servicios. Playas de arena, fogones, mesas y bancos, trampolines, proveeduría y una isla completan la propuesta del balneario tornándolo irresistible. Se ubica en avenidas Urioste y Carlos Pellegrini.

Las Sierras del Azul

El partido se ubica en la región pampeana, que por sus características orográficas se subdivide en varias subregiones, ocupando dos de ellas el Partido de Azul.
El sector Norte se desarrolla en Pampa Deprimida y el sector Sur, junto con Olavarría, en pampa alta.
Geomorfológicamente dividimos el partido en dos sectores: el Norte, de llanuras bajas y el sur, de sierras.
En el Norte existen numerosos bañados y lagunas como consecuencia del débil escurrimiento de las aguas ya que son suelos arcillosos.
La roca predominante es el loess de color pardo, poroso y erosionable, que presenta concreciones calcáreas, tosca, en porciones aisladas, y lo acompaña el limo en menor proporción.
En el Sur, el sistema de Tandilia, con rumbo NO-SE, ocupa 300 km. de longitud y se extiende entre las sierras de Quillalauquén ( Olavarría ) hasta el Cabo Corrientes ( Mar del Plata ). En la línea de contacto , costa de Claraz, es donde se desarrolla la industria de canteras y la explotación de canteras.
Se destacan por su altura los cerros Peregrino, La Plata, Colorado, Chica y Aguila.

 

El Monasterio Trapense, Nuestra Señora de los Angeles

En las sierras que rodean la ciudad se encuentra un monasterio trapense de estilo medieval, sin ornamentaciones, con arcos de medio punto y ventanas circulares por donde la luz natural ilumina el templo principal. Ubicado en el kilómetro 42 de la Ruta Provincial 80, el Monasterio Nuestra Señora de los Angeles fue el primer monasterio trapense que se construyó en Latinoamérica. El bucólico paisaje que lo rodea acentúa el misticismo monacal.

Comenzado a edificar en 1958, la historia de la Orden a la que pertenece el monasterio se remonta al siglo XI, cuando San Alberico, San Roberto y San Esteban fundaron en Cistaux, Francia, una pequeña abadía con la finalidad de retomar en forma estricta la regla de San Benito. Cinco siglos después de su fundación, en el monasterio de La Trappe, Francia, la congregación sufrió una importante reforma fruto de la cual la Orden Cisterciense de la Estricta Observancia sería conocida más comúnmente como Trapense. En su “búsqueda constante de Dios”, estos monjes llevan una vida rigurosa, alternando entre la “Lecto Divina, el Trabajo y la Oración”.

Coordinacion de Turismo de la Municipalidad de Azul.

http://www.azul.gov.ar/prensa/

Comments